Loading...

Se sientan en el Sofá

miércoles, 26 de diciembre de 2007

ESPERANZA

Cuanta desesperanza produce la esperanza. Me dices que me quieres, que me espere, que te espere... Aún supones que todo ha de tener sentido, como si no fuera ya un milagro sentir como sentimos. Y yo, ¿qué haré conmigo ahora?¿Qué hacer mientras decides si amas mucho o si prefieres días de ausencias y de lluvia, largos y desafinados, sin color?
No he llenado mis manos con tu cuerpo, pero estalló el amor que contenías, que colma tu esencia de mujer y tus entrañas. Estás lista para amarme, pero crees ser de otro y deshojas uno a uno los pétalos de tu cobardía. Si todo fuera tal y como yo lo sueño, nos bastaría el corazón. Pero estas tan llena de prohibiciones que haces que me sienta un fuera de la Ley.
Intento ahogarme en fantasías sin sentido, en sueños de fe, de vida, de esperanza... Me visto con la fuerza del viento, intentando derribar defensas y miedos tan solo con la risa. Y llego a creer que aún te desatarás ardiente por entre mis días, que mirarás a la vida cara a cara, con aires de indiferencia, afrontándote a ti misma.
Tu no me amas. Te empeñas en invertir en mi amor. A plazo fijo, sin riesgos que alteren para nada tu vida. Y te entiendo, de verdad que te entiendo. Tu vida no camina ahora mismo por tranquilos senderos. Tus problemas ahora son otros, no yo.
Creeme cuando te digo que siempre estaré ahí, que intentaré que te llegue mi mano amiga, que puedes contar siempre conmigo. Eso está jurado. Pero permíteme que te espere en otra calle, en otra esquina... Ya no distingo tu luz entre la niebla que rodea tu amor lejano y ajeno y no quiero sentir la locura de la esperanza, el tiempo pasando lentamente mientras surgen los reproches y mi vida se llena de prohibiciones.
Te estás perdiendo la vida y mi amor sin apenas saberlo.
Steve

lunes, 24 de diciembre de 2007

24 DE DICIEMBRE

24 de Diciembre pòr la mañana. Las 10 . Toda la noche trabajando y encima estas horas no esperadas... y van +2. Navego aburrido por el ciber espacio y me encuentro con una frase en un blog que me deja con los ojos abiertos, muy abiertos, a pesar del sueño, del cansancio...
SOLO CUANDO MUERAS SABRÁS LO MUCHO QUE TE QUIEREN.
Pues vaya mierda de vida!! Pensé que eso solo le pasaba a los pintores, a la gente que deja algo para la posteridad, pero a un pobre segurata como yo, ¿por qué le pasa?. Quizas hemos cerrado tanto la puerta de nuestro corazón, lo hemos recubierto de armaduras, mascaras, protecciones contra el dolor, que ya no sabemos decirnos un "te quiero" abriendo nuestra alma a los demas. Y luego esa frase maldita de "es tan fácil decir te quiero" ha roto todo el posible encanto de estas palabras, las ha llenado de un aseptico vacío en el que nos apoyamos para no sentirnos, no sentir...
He decidido que la gente a la que quiero no van a tener que morir para saber que YO las quiero... Ellos/as que hagan con eso lo que quieran, no importa. Pueden sentirlo, reirse o ponerse el mundo por montera y seguir encerrados en sí mismos hasta la eternidad, pero a mi no se me escapa nadie sin tirarle a la cara mi "te quiero" mas cariñoso, mas tierno y dulce que jamás hayan oido (me da lo mismo que piensen que me estoy amariconando, yo a lo mio, a mis "te quiero's")
Por cierto que este iba a ser un post de Navidad, de felicitación a todos los blogeros, a mis poco lectores, a mi gente... Pero lo cambio.... completamente.
Sres y Sras blogeros, Sres y Sras lectores... gente en general
OS QUIERO

domingo, 9 de diciembre de 2007

MADRUGAR

Amanecía el domingo cuando cogí mi coche para ir a trabajar… El fastidio de del madrugón me hinchaba los párpados. Sólo anhelaba oír la joven voz de Sara ofreciéndome, con una sonrisa de complicidad, un café cargado para poder funcionar.

Al parar el coche la vi. A penas estrenaba los 20 años. Se agarraba a un enorme bolso negro que parecía llevarla a ella. La mirada perdida, sumida en un mundo dónde ni se siente ni se padece, en un mundo de alcohol, cocaína, pastillas y semen, de maquillaje desvanecido. El vestido descompuesto enseñaba su piel en un generoso escote, las medias flojas, arrugadas. Víctima de algún desalmado vampiro nocturno a quien cambió sus encantos de niña por un gramo en el cuarto de baño, abandonándola después… o escapando ella. No se si buscaba su casa o el local de la calle paralela que cierra a medio día. Pero sus piernas no conseguían, pese al esfuerzo, no tropezar. El café reparador tendría que esperar.

- “Estás bien - le dije - ¿Necesitas algo?” – ofrecí…

Me miró sin verme y me apartó como pudo de su camino. Desistí; ella sólo quería irse, como si llevara un navegador en su cerebro que marcara su destino…

Jamás me supo tan amargo un café de domingo, ni tan triste la sonrisa de Sara. Jamás me alegré tanto de no tener una hija.

martes, 4 de diciembre de 2007

EL LADO FEMENINO

No trabajaba y me apeteció (¡qué tontería!) mezclarme con mi coche en el tráfico de la ciudad. Cuando uno trabaja a deshoras, a veces le hace falta un baño de normalidad para saber que aún forma parte de esta locura.
Como decía, intentaba abrirme paso en el intenso tráfico de primera hora de la mañana, cuando de pronto sonó rotunda, como elevándose del ruido de la ciudad, en la radio del coche. No la esperaba y fue como un tiro... directo al corazón: Whitney Houston con su canción de "El Guarda espaldas".
No me trae recuerdos de nadie en particular. No relaciono ningún hecho a esta canción. No me han dejado, amado o hecho el amor con ella. Ni siquiera tengo el CD. Pero está canción siempre ha sacado el lado femenino que llevo dentro, siempre me ha emocionado, siempre me ha hecho llorar...
Y ahí me tenéis. Parado en un eterno semáforo en rojo, con Whitney gritando "siempre te amaré" y llorando a moco tendido y sin poderlo evitar... ¿Que pensarían los peatones que cruzaban el semáforo en ese momento? Y, sobre todo, ¿qué clase de cachondeo, chufla, choteo y/o descojono tendría el conductor del coche paralelo al mio? Volví la cabeza dispuesto a defendenderme con un "¡Qué pasa!" y de pronto vi a otro ser humano como yo, escuchando la canción y soltando la primera lágrima...
- "Chico, a mi es que esta canción me pone que, como no cambie pronto el semáforo, verás...."
Y es que el otoño y, sobre todo, la belleza, extraen ese lado femenino que llevamos dentro los hombres.

domingo, 18 de noviembre de 2007

DOMINGO APACIBLE

¡Que Domingo tan bonito! Amaneció frío, para esta tierra y para estas fechas, muy frío (1º), pero despejado y soleado. Desayuno: chocolate con churros. Y además, un domingo que no trabajo... casi me siento raro.
Los domingos son apacibles, bonitos y apacibles, por algo muy simple. ¿Por que no trabajo?. No... suelo trabajar los sábados, domingos y días de fiesta... hoy es una rara excepción. ¿Por que cierran los grandes almacenes? ¿Por que no reparten correo?... No.
La verdad es que son apacibles por que cierran los bancos, las financieras, las entidades de crédito... Nadie va a llamar para decirte:
- "Ingrésame rápido 200€ que estás al descubierto"
O eso de:
- "Le comunico que dos recibos del coche están pendientes"
En fin, esos disgustos que normalmente los banqueros suelen dar en el momento en que mas feliz estás (dicen que fueron los banqueros los que inventaron el teléfono móvil... para dar disgustos a cualquier hora, sin previo aviso)
Entonces, lo dicho. Qué todos los días sean Domingo para ellos y así nuestra vida, la mía por lo menos, será siempre apacible.

jueves, 15 de noviembre de 2007

ENCUESTA

Bueno... Esto viene por que hay quien dice (alguien que hace el favor de leerme) que... bueno... que todo lo que escribo es muy triste. Seguramente habitando en la melancolía sea fácil encontrar tristeza en mis escritos, pero no es del todo así, creo yo. Hay también alegría de vivir, alegría de sentir, ansias de aprender.... ¿O no?

Y se me ha ocurrido... bueno... hacer una encuesta de crítica a mi estilo, a mi manera de escribir. Un referéndum sobre mi tristeza o no. La pregunta sería esta:

¿CREES QUE EN LO QUE ESCRIBO SIEMPRE PREDOMINA LA TRISTEZA?

Si hacéis el favor, ya que pasáis por aquí, contestar a la encuesta.

Gracias por leerme y por el tiempo que dedicais a responder.

martes, 13 de noviembre de 2007

TIO ALBERTO

Ella me miro desde lo profundo de sus ojos. Se acercaba y mis piernas flaqueaban.

- "Te conozco de cuando pinchabas música en El T___"

- "Pero si lo dejé hace cuatro o cinco años.... Tu serias una cría...."

Rió de buena gana lo que ella creía un chiste y que yo había dejado caer totalmente en serio. Y la noche comenzó a girar hacia tonos malvas, viró a Levante y decidimos naufragar el uno en la desierta isla del otro. Su procesión de dedos en mi espalda sacó la pasión, manchó sabanas....

- "Siempre me gustaste... No te imaginas el atractivo que tienes...."

Ya está; cámara oculta... Esto iba a ser una jodida broma de cámara oculta... ¿Yo atractivo? Pero no; nadie con un ramo de flores gritando "Inocente, inocente". Ni se encendieron las luces ni se llenó la habitación de gente riendo con la broma... Ella, ella y su cuerpo seguían entre mis brazos, enlazados los dos a mi por la fuerza de sus piernas. La miré fijamente, acaricié su cara, recogí su pelo tras la oreja y, echándome a su lado, pensé en la bonita mañana de Domingo que me esperaba levantándome de su cama a comprar churros y chocolate para que ella desayunara mientras yo corría al trabajo tarareando aquella canción de Serrat que dice... "que suerte tienes cochino, que en el final del camino te espero la sombra fresca de una piel dulce de veinte años, donde olvidar los desengaños de diez lustros de amor, Tío Alberto"

jueves, 8 de noviembre de 2007

LA SIDRERIA ESCONDIDA

Caminaba con paso lento en dirección a mi coche. Las siete habían sonado en el reloj de la catedral y el cielo comenzaba a clarear inaugurando un nuevo día. La noche había resultado lenta, pesada, llena de horas que no pasaban ni rezándoles. Los valiosísimos retratos colgando de las paredes de las salas del museo se la habían pasado mirando su vigilia a través de las cámaras de seguridad, clavando sus ojos llenos de pasado en los suyos, provocándole un cansancio casi hipnótico, una pesadez de párpados angustiosa a prueba de cafeína y de conversaciones.

Las angostas y viejas calles del barrio de Santa Eulalia se componían de día a mi paso cuando de pronto la vi. En un rincón iluminado, con su cartel nuevo, recién puesto "LA SIDRERÍA ESCONDIDA". ¿Qué hacia allí una sidrería?. Es como encontrarse una barraca huertana en pleno centro de Gijón... como poco, raro.

Miré desde fuera y recordé una muy parecida que, si no recuerdo mal, estaba junto a un colegio de curas en mitad de Gijón. Recordé el pasado, los compañeros de trabajo riendo con la sidra cayendo por las comisuras de sus labios, el sabroso pixin, el pulpo con patatas... Y de pronto , al ver en mi ciudad el prototipo de otra de tremendos recuerdos para mi, me reconcilié con aquella parte de mi pasado. Olvidé los número y mas números sumados en interminables filas, las hirientes palabras que no lo son menos por tener acento asturiano, la ruina, el desaliento, las puertas de la muerte...

Y decidí que tú, con tus caricias a mi corazón, con tu cariño diario, tozudo, lleno de complicidades, de amistad verdadera, has conseguido esa reconciliación.

Y llegando a mi casa te eché de menos. Bajo tus ramas encontré abrigo... Y cordura.

FELIZ CUMPLEAÑOS

Si, lo reconozco... te echo de menos. tu risa y tus lágrimas, tus cariños y dulzuras, tu aparente ingenuidad. Tus llamadas largas a horas y a deshoras, tus silencios, tus te quiero, tus días y tus noches... Te echo de menos. Tanto que duele. El rechazo, el silencio, la distancia... Era nada mas ayer cunado la boca se te llenaba de "amigo". Y me has negado tantas veces desde entonces...

Pero hoy alguien me ha abierto los ojos. Una persona para la que esa palabra, amigo, realmente significa algo, ha resumido en pocas palabras el resultado de días y noches trabajando en tu corazón, para tu alma... HE DEJADO DE SER IMPORTANTE.

Ah, por cierto... ¡Féliz cumpleaños, Princesa!

martes, 30 de octubre de 2007

NO SIRVO PARA ESTO

Ya comienza a amanecer un nuevo día, uno de los últimos de este Octubre lluvioso, desapacible y ya tan frío. Ya he pasado otra noche en vela dándole vueltas a la cabeza. Se que me he equivocado una vez más (y van...), pero ya estoy cansado, muy cansado. Será cuestión de pensar que no sirvo para esto. Uno intenta dar a veces lo mejor de si mismo, pero... ¿Qué pasa si lo mejor de mi mismo no es suficiente?.

Hablar y hablar, escribir en este caso, intentando que el otro se olvide de sus problemas. Hacer el payaso, provocar en el otro una sonrisa, una carcajada, no es suficiente. Hay que estar, además, cualificado en Psicología, Sociología y, si se puede en Alfarería post moderna.

Construir una relación es propio de Arquitectos, de expertos en la materia y no de un principiante como yo, de un chapucero de la amistad, de un loco sensible y necio. Sólo he conseguido tener esta mañana ese sentimiento, familiar y agrio, de tener mariposas en el estómago.

Pido perdón a quien haya hecho daño. Pido perdón a los que dejaré en la estacada. Pero unos y otros han de entender que sufro, que me desgarro en palabras sin sentido, que definitivamente... no sirvo para esto.

sábado, 27 de octubre de 2007

ABURRIMIENTO

No se como decir esto sin que la vergüenza asome, pero... ME ABURRO. El aburrimiento empieza a ganar terreno en mi vida a pasos agigantados. Es como cuando empieza a nacer el cesped. Al principio salen unos poquitos brotes verdes que destacan por encima de las calvas de tierra y, en cuanto te descuidas, tienes que pensar en cortarlo, si no la altura de la hierba comienza a ser preocupante...

Preocupante es la palabra que junto a aburrimiento está rondando ultimamente por mi cabeza. Me preocupa que me aburran tantas cosas. Incluso el sexo comienza a ser preocupantemente aburrido. Los cuerpos pasan por mis manos en una procesión aburrida de sensaciones ya conocidas.

Quizás el rechazo de una "relación" mas virtual que real haya marcado para siempre mi vida. tal vez tantas palabras y tan pocas caricias, hayan acorchado mi cuerpo. Quizás todo esto viniera de antes y no tenga nada que ver el haberla perdido.

Simplemente las cosas pasan y, en momentos, llenan nuestras vidas. Cuando consiga vaciarme de ella las aguas volveran a su cauce y el preocupante aburrimiento a un cajón.

domingo, 21 de octubre de 2007

LA VERDAD

La Verdad.... la verdad es aquello que siempre nos cuesta trabajo creer y la mayoría de las veces nunca creemos. Es tan raro que alguien se moleste en decirla que ya presuponemos que nos están mintiendo por defecto. Decir "soy lo que ves" es sinónimo de "lo que ves es solo una fachada".
Cuantas veces he confesado una verdad que no me han creído. La primera vez fue con veintipocos años. Yo había salido con un amigo de copas una noche de un, para variar, caluroso agosto de vacaciones en La Torre. Manolo, mi amigo, tenía a la novia en Inglaterra perfeccionando su inglés. Yo la tenía en su casa, pues no la dejaban salir hasta muy tarde. Aparecieron dos amigas de Manolo "mayores" (28 añitos las muy "viejas") y nos fuimos de marcha a bailar y a tomar copas. La noche se puso "tierna y una cosa llevó a la otra. Manolo le contaba a su novia por teléfono con pelos y señales todo lo que habíamos hecho esa noche, incluso que al final yo me rajé. Yo le conté a la mía que había estado apunto y le pedí angustiado que me perdonara.... ninguna de las dos nos creyó. Se rieron de nosotros... ¡Fantasmas!
Desde entonces comprendí que decir la verdad tiene todas las ventajas: nadie te cree y, a la larga, siempre puedes alardear de sincero.
Gracias por leerme. Un saludo.

jueves, 4 de octubre de 2007

HOY ES SAN FRANCISCO

Hoy es de esos días importantes del calendario que año tras año nos traen problemas: San Francisco. Puedes olvidarte del santo del pobre Régulo (¿quien coñ... sabe cuando es su santo?), pero el santo del Paco de turno... Pobre de ti como se te olvide!!! Y son tantos... Irremediablemente cada año me dejo un Paco en el camino; mi memoria, revestida de un alzeimer temporal, decide que paco pasará los primeros días de Octubre recordándome que no le llamé para felicitarle, que mi oficio de amigo ha quedado en entredicho... Y encima el Pilar está ya tan cerca....