Loading...

Se sientan en el Sofá

martes, 30 de diciembre de 2008

YO, MI, ME, CONMIGO...

Marta no quiso llegar tarde a casa. Faltaban dos días para Noche vieja y cuando dieron las dos de la madrugada, cogió su coche y marchó a casa. Ya estaba bien de fiestas y si quería aguantar la última noche debía pensar en descansar.
.
Encontró un hueco para aparcar cerca de casa, se estremeció un poquito por el frío de la madrugada y sus tacones se oyeron por la silenciosa avenida dirigiéndose a su edificio, un antiguo inmueble de primeros de los sesenta que, aunque había conocido tiempos mejores, aún resaltaba en la ahora céntrica calle.
.
En principio no recabó su atención, pero a unos cien metros la vio. Una persona en la portería de su casa a esas horas no era extraño. Pero que la chica que veía a lo lejos fuera vestida exactamente igual que ella, que llevara su mismo peinado, comenzó a parecerle raro. De pronto la figura de la portería se volvió y Marta pudo verse a si misma, como en un espejo, mirándola (¿mirándose?) fijamente y haciendo gestos ostensivos a Marta de que no se acercara al portal.
.
Se asustó... Se asustó mucho, le reconoció a Víctor cuando se lo contó. Se asustó tanto que volvió a su coche y salió huyendo de allí.
.
- No sabía dónde ir - le confesó a Víctor mientras la taza de tila temblaba entre sus manos - y he pensado en ti, que me darías asilo por una noche. Creo que me he vuelto loca.
.
Al día siguiente Víctor la acompañó a su casa. No quería ir sola. Tenia miedo. le enseñó a su amigo el sitio dónde había tenido "la visión" y le invitó a subir a casa a tomar un café, y así quedarse más tranquila.
.
Abrieron la puerta de la vivienda y juntos recorrieron las estancias una a una. Todo parecía estar normal, todo en su sitio, todo donde lo dejó. Hasta que llegaron al dormitorio de Marta. La cara de los dos cambió, enmudeciendo por la sorpresa. Allí, encima de la cama de Marta estaba la pesada y antigua lámpara que antes colgaba del techo de la habitación. Los dos comprendieron que si Marta hubiera dormido allí, la lámpara le hubiera caído encima durante la noche, aplastándola.
.
Quizás su otro yo, o su proyección, o ella misma, o su Ángel de la Guarda con su cuerpo... Marta no sabía que había sido, salvo que ella misma le había salvado la vida, la había apartado del peligro. Celebró la mejor Noche vieja de su vida... consigo misma.
.
STEVE

jueves, 25 de diciembre de 2008

PARA TI

Para que los que dicen que soy un "pelín" triste vean que no siempre es así, que hay personas y cosas que me hacen sentir alegre, feliz, contento...

Y para ti, por que es así, aunque no te lo diga...

STEVE

miércoles, 24 de diciembre de 2008

NOCHE BUENA (Y 2)



A todos aquellos que esta noche estén trabajando. A todos aquellos que sólo tengan soledad por compañía esta noche. A todos los que estan lejos de sus raices, de sus gentes, de sus familias. A los maltratados, a los locos, a los que un dia nos dejaron estén dónde estén...

¡¡¡FELIZ NOCHEBUENA!!!

Y a todos los demás, también

STEVE

NOCHEBUENA (Y 1)




Ya veis... trabajando en nochebuena. Si es que hay gente que necesita protección todo el año, pero estos día mucho más.


Aquí me teneis con el vip, protegiéndolo de las malas personas... Soy el de las gafas de sol, bueno, el primero de la derecha, el de la "pipa".


¡¡FELIZ NAVIDAD!!


STEVE


domingo, 21 de diciembre de 2008

ANA

Llegaba pronto a casa después de una larga noche de trabajo con la intención de ducharme, desayunar y dormir una buena cantidad de horas. Al aparcar la vi, frente a la puerta de mi muy, muy adosado dúplex. Era Ana... ¡Cuanto tiempo sin verla! Salí con ella entre los veinte y los veintitrés años. Estaba preciosa, brillaba de una manera especial. Bajé del coche y me fui directamente hasta ella
.
- ¡Ana! ¡Como me alegro de verte! ¿Qué es de tu vida? ¿Qué haces aquí? Pasa, pasa. ¿Desayunas conmigo, verdad?
.
No dijo nada y entró en la casa con cara seria. Una vez dentro me miró tristemente a los ojos y me dijo con extraña voz
.
- Sólo he venido a despedirme y a decirte que nunca te olvidé. Dejarte fue el mayor error que cometí en mi vida. No he sido feliz sin ti.
.
- Vamos, no digas eso... Verás como todo tiene arreglo. Voy a hacer café y me cuentas todo - dije mientras me dirigía a la cocina a prepararlo.
.
Cuando salí con la bandeja con el desayuno para los dos, Ana ya no estaba... había desaparecido. Me pareció todo tan extraño... ¿Por qué habría venido? Seguro que no sería sólo para decirme eso. En fin, Ana siempre había sido un poquito... "rarita".
.
Desayunó pensando en ella, recordando los años de amor, reviviendo las viejas promesas que un día intercambiaron cuando, de pronto, sonó el móvil
.
- Joaquín... ¿Qué querrá este ahora - pensó - ¡Dime Joaquín! ¿Qué tal?
.
- Imagino que no sabes la noticia - se oyó por el auricular - Se trata de Ana. El cabrón de su ex la ha matado esta mañana... ocho puñaladas... ni orden de alejamiento ni leches... y delante de los niños, cuando salía de casa para llevarlos al colegio... ¿Me escuchas?
.
No. No lo escuchaba. El desayuno se había negado a quedarse en mi estómago.
.
STEVE

sábado, 20 de diciembre de 2008

EN NAVIDAD

No me preguntéis porqué, pero a mi que nunca me ha gustado la Navidad, este año la estoy sintiendo especial, distinta, más alegre. Quizás sea por que soy consciente de que este año formo parte de una nueva y gran familia... Vosotros, vosotras, del otro lado de la pantalla.

O simplemente sea que estoy envejeciendo y me estoy convirtiendo, de nuevo, en un niño

¡¡MUY FELICES FIESTAS!!

steve

jueves, 18 de diciembre de 2008

TODO LO QUE QUIERO EN NAVIDAD...

No me hace falta nada mas...

¡¡FELIZ NAVIDAD A TODOS!!

lunes, 15 de diciembre de 2008

LET IT BE

A veces la vida sólo es una sopa caliente, espesa y sucia. A veces la vida sólo es un charco enorme de sopa en el que nadamos... si nos dejan. A veces la vida nos planta en la cara todo su desprecio. A veces la vida nos quita el sentido, nos ahoga, nos destruye.

A veces la vida se despista, o se duerme, o nos olvida, o se emborracha... entonces nos deja ser felices, reír, alegrarnos, amarnos... hasta el siguiente capítulo.


Y en el fondo tan sólo necesitamos un poco de amor.

STEVE

viernes, 12 de diciembre de 2008

BLANCANIEVES

Los enanos se reunieron junto a la chimenea. Estaban todos realmente enfadados, sobre todo Gruñón…

- ¿Y quién es ese Príncipe Azul o como se llame el guaperas ese para venir a hora, con sus manos limpias, a llevarse a Blancanieves de aquí, eh?

- Vamos a tranquilizarnos un poquito – dijo Sabio – y pensar bien las cosas.

Dormilón pidió que se dieran prisa, pues se estaba quedando dormido. Mocoso estornudó cinco o seis veces. Sabio continuó hablando:

- ¿Quién ha querido más a Blancanieves que nosotros? ¿Quién la protegió ocultándola en el bosque, quién la acogió en su casa, quién se enamoró perdidamente de ella? ¡Nosotros! Es cierto – dijo – que fuimos nosotros quienes dejamos sola a Blancanieves cuando vino la madrastra con la manzana. Pero también es cierto que si nosotros, cuando la creímos muerta, la hubiéramos enterrado, él no hubiera podido llegar hasta ella, besarla y tener la suerte de despertarla. ¡Quién se podía imaginar que besándola se despertaría! Parecía tan muertecita la pobre… Además, estábamos trabajando en la mina. No como ese Azul, al que no se le conoce oficio ni beneficio… ¿Qué vida le espera a Blancanieves con un hombre así?

Los siete aplaudieron las palabras de Sabio. Siempre hablaba con sabiduría, siempre sabía exponer las razones más convincentes con las palabras más apropiadas… por eso era su líder. Gruñón volvió a tomar la palabra:

- Bien, pero entonces que hacemos – dijo agitado - ¿Nos quedaremos de brazos cruzados?

Tímido fue el que susurró quedamente, muy bajito, estas palabras:

- Yo creo que tengo una buena idea, si os parece bien… ¿Aún tenemos los restos de la manzana envenenada de la madrastra?

Y escuchado el plan de Tímido votaron. Todos salvo Bonachón, que se escandalizó, y Mudito que no dijo nada, aprobaron la idea de su compañero y se pusieron manos a la obra. Prepararon una exquisita y abundante comida de despedida para Blancanieves y el Príncipe Azul. Cantaron, bailaron, dejaron que ella les diera muchos besos de despedida, muchos… y prepararon el postre favorito de Blancanieves….

¡¡TARTA DE MANZANA!!

Han podido aprovechar la urna de cristal para volver a colocar a Blancanieves, eso si, ahora encerrada bajo siete llaves para que ningún otro desaprensivo guaperas pueda verla, besarla y querer llevársela.

¿El Principe Azul? En el mejor sitio que puede estar: trabajando duro en la mina, manejando un pesado pico, encadenado para que no pueda escapar, aunque anda enamorado de Mudito, que fue al que le tocó en suerte darle el beso para despertarlo.



Y fueron felices y comieron perdices... más o menos.


STEVE

miércoles, 10 de diciembre de 2008

QUIERE SER

Y MAS COSAS QUE NO ME CUENTA...

STEVE

martes, 9 de diciembre de 2008

SEND MY AN ANGEL

La oscuridad rodea mi yo, tengo frío

y estoy húmedo. En torno a mi negras nubes

de ilusiones muertas enfrentándose a mi fuerza.

Quizás no aguante más, quizás no resista

a la fuerza de la oscuridad.

Y te grito fuerte, para que me oigas,

para que me escuches,

¡Envíame un Ángel que luche

contra la oscuridad de la mañana!

STEVE

domingo, 7 de diciembre de 2008

martes, 2 de diciembre de 2008

SE VENDE PARAISO EN RUINAS

Gracias por haberme amado
y perdona todo lo que pensé,
todas las palabras
que escribí amargamente.
Sé que fuiste sincera,
que me dedicaste
todo tu tiempo, tu corazón,
tu amor, lo mejor de ti.
Sé que fui tu esclavo:
las cadenas del amor,
de tu amor, nunca pesaron.
Sé que fui todo para ti:
tu mano, tu amigo, tu obsesión.
Sé lo felices que hemos sido
cogidos de la mano por la vida,
compartiendo tanto y tanto, y soñando...
Sé que te sigo amando,
que siempre estaré dispuesto
a empezar, a seguir.
Me siento orgulloso de amarte
y agradezco a los dioses
cada instante
que vivimos juntos,
cuando nuestro paraíso, ahora en ruinas,
se alzaba desafiante al cielo y a los hombres
Y ahora que nada significa ya nada,
me duele el tiempo perdido,
las palabras no dichas,
las caricias guardadas. ¡Pude
haberte dado tanto! pero no supe.
Sé que te seguiré amando, dulcemente,
a través del tiempo y, aunque
se que me borrarás de tu corazón,
te recordaré cada minuto de mi existencia,
por que tu has sido la inspiración
de mi último suspiro,
de mi último poema.
Gracias por haberme amado... tanto.
.
STEVE