Loading...

Se sientan en el Sofá

miércoles, 30 de abril de 2008

FOOL'S OVERTURE



Ya se que voy a parecer un viejo cascarrabias, pero hay que reconocer que ya no se hace música como esta... ¿O no tengo razón?

martes, 29 de abril de 2008

MALA SANGRE

Los perros amarillos han vuelto
transformados en ciervos enternecidos y azules.
.
Y yo no se que tengo
que me hace enrojecer
con este veneno en las manos y en la boca.
.
Si todo fuera tal y como lo sueño
tan sólo me haría falta el corazón,
pero se me resbala entre nubes
rojas de almibarada voz, entre
colinas suaves y contorneadas
como bellos senos de muchacha.
.
Todo va girando mientras mi destino
queda, grasiento, sobre un enano pedestal
de barro y melancolía.
.
STEVE

LA COSA MAS DULCE



ESTÁ TODO DICHO

domingo, 27 de abril de 2008

NAUFRAGANDO

No se que me pasa esta mañana. Será que es Domingo y estoy trabajando... Será que no dormí bien anoche y te eche de menos... Será la mañana que vino así, como descolorida. Pero se que el silencio al mi alrededor se está convirtiendo en un ruido ensordecedor. Se que no estoy loco y, sin embargo, oigo voces a mi alrededor. Voces conocidas de antiguos, amigos, de viejos amores teñidos de sepia, de gente que un día pasó por mi vida y ya no están, algunos ni siquiera están en la vida.
.
Quizás sólo esté harto de ser yo mismo y busque prolongarme en el tiempo y en el espacio. Quizás busque el descanso de mi atormentada alma, de mi atribulado cuerpo. Un descanso largo; ingenuo; casi infantil; eterno.
.
No hago otra cosa ya que caminar sin destino. Pasear de un lado a otro como un viejo león enjaulado. Me asustan las caras, las voces, la música... los sonidos. Tengo miedo. Miedo hasta de tus manos subiendo por mi cuerpo, de tus labios sembrándome besos de pasión. Eres fuerte y decidida, como una diosa...
.
La niebla comienza a invadir el monte, el valle, mi alma. Llena de humedad mis huesos, de vacío mi mente, de oscuridad mis ojos. Y nada parece ya nada, pero todo lo intuyo, todo lo esquivo...
.
Tal vez llegó, otra vez, el tiempo de esconderse, de cerrar puertas y ventanas, de exiliarse al mundo de los sueños, de hacerse pequeño, muy pequeño, invisible,,, naufragando.
.
STEVE

miércoles, 23 de abril de 2008

MAÑANA de ABRIL

Marta montó en "Capitán", que se movió nervioso y alegre. Le acarició en el cuello y este relinchó como saludándola. Se alejaron al trote. Marta necesitaba cabalgar. Ese domingo necesitaba galopar para alejarse de su vida, de sus problemas. No quiso que ni él ni la niña la acompañaran. Sólo ella y "Capitán" trotando, el calor de Abril en sus mejillas, la soledad de Abril en su mente.
.
No habían pasado ni quince minutos cuando sintió su cuerpo estremecerse, como si alguien la acariciara la espalda de abajo a arriba, hasta la nuca, y se detuviera allí, prolongando su caricia. Al oír susurrar su nombre en su oído paró en seco el caballo. "Capitán", desconcertado, se movió inquieto.
.
- ¿Quién eres? - preguntó. La única respuesta que tuvo fue la de la tibia brisa.
.
Desmontó y comenzó a caminar con el caballo de las riendas. Y de pronto, sin saber porqué, a su mente llego la respuesta. Comenzó a tararear una antigua canción. Primero la música. La letra de la canción parecía estar grabada en su cerebro, salía como a borbotones.
.
Se vio de pronto en el pinar cantando la canción a voz en grito, como si creyera que podría oírla desde tan lejos. Siempre habían estado tan lejos. Los años pasaban y seguían lejos. Cambiaban las bocas, las manos, los sueños... y siempre estaba allí... lejos. Y vio que lo echaba tanto de menos que las sienes le dolían de pensarlo.
.
Cuando sus ojos comenzaban a humedecerse de lo que parecía iba a ser un copioso llanto, sonó el móvil. Lo sacó de sus ajustados pantalones de montar pensando que sería de casa... pero no era de casa, era de lejos; de ese lejos tan cercano; de ese lejos tan querido; de allí, de tan lejos.
.
- "Hola preciosa. ¿Qué tal?. Te echo de menos"
.
- "Tonto" - acertó a decir ella.-
.
Tantos meses sin llamar... alejándose, para darse cuenta de que no solo la mañana era suya. Ella misma comenzaba a dar vueltas.
.
STEVE
.





martes, 22 de abril de 2008

MI PRIMER PREMIO

Pues mira... me han dado un premio... mi primer premio. Nunca creí que dijera esto de un premio de los que se dan por aquí, pero he de reconocer que me ha emocionado (y yo que pensaba que... bueno ya sabeis, esto de los premios es tan subjetivo que la validez es cuestionable, pero la verdad es que me ha emocionado).
Llevo muy poco en el mundo de los blog y mi mayor premio es ver como crece mes a mes el nº de personas que me leen, que me comentan, que pierden su tiempo tomando en serio a un loco como yo.


Gracias a http://vistodesdemimundo.blogspot.com/ por su mal gusto, al creer que soy merecedor de este premio. Y gracias a todos los que creen que pasarse por aquí y leer mis cosas es, cuando menos, "interesante".

STEVE

Con todo mi dolor metido dentro

me he asomado a la ventana.

Allí fuera parecía que no pasaba nada.

Los árboles temblaban levemente

y el río, aunque charlaba, no explicaba.

Las estrellas fulgían sin declararse heridas

y la noche parecía una música callada.

Era mentira. Ya sé. Todo me mentía,

si no serenidad, indiferencia.

Pero el que yo gritara mis pequeñas miserias

ante lo inmenso... ¡mira! ¡Qué vergüenza

creer que mis problemas son cosas medio serias!

No encontraba la paz sino la risa

de un mundo sin sentido y una explosión perpetua.

Gabriel Celaya

lunes, 21 de abril de 2008

SEXO Y COCHES


Sexo y coches... dicen que es de lo único que sabemos hablar los hombres... Y no estoy de acuerdo... ¡Es un mito! Acepto que sea de lo que mejor sabemos hablar; acepto que nuestras conversaciones estrella giren en torno a sexo y coches; acepto que las conversaciones sobre estos temas sienten cátedra, jurisprudencia, evangelicen, pero.... ¡Qué me dicen del futbol! ¡Y qué me dicen la informática! ¡Son temas que, definitivamente dominamos!
.
Luego se sorprenden de que mis mejores amigos sean todos mujeres. Las conversaciones son mas diversas, si, vaya. Se puede hablar de peluquería y sus distintas tendencias. Puedes hablar de ropa, con su especialidad en ropa interior, tanto femenina como masculina. Y el tema que ahora está de moda entre ellas: la Q10, esa gran desconocida.
.
No generalicemos, no caigamos en los tópicos de siempre. Brutos y brutas haylas, necios a patadas, pero la mayoría de la gente (y la pasión por los blogg lo demuestra) tiene algo que decir, quiere decirlo, desea compartirlo
.
¡Que solos estamos!, que recurrimos a esto en vez de a una buena conversación con un grupo de amigos mientras tomamos un buen café o una cerveza o lo que sea.
.
STEVE

Aprovecho la oportunidad para dedicarselo a mi amiga Mercedes (y a su Mercedes... y, por supuesto, a sus tanguitas)

TE QUIERO - PINGÜINOS

En el fondo

Es tan fácil

Sólo hay que desearlo y se hará realidad





Y TU... ME QUIERES?

sábado, 19 de abril de 2008

AMOR Y LOCURA

martes, 15 de abril de 2008

EL CABO

El verano ya rondaba, pero era fresca la tarde de Junio en El Cabo. Se aproximaron lentamente al acantilado dónde el mar danzaba eternamente con las rocas del fin del mundo. Años y años planeando este día, pensándolo, soñándolo, y por fin estaban allí, esperando la puesta de sol. Para él, su primera puesta de sol en el mar. Para ella no era una mas de tantas que ya había contemplado. Estaba allí, a su lado, rozándose, sintiéndose. Su presencia haría de este ocaso un día para recordar, para enmarcar.
.
- Mira, ya queda poco. No te distraigas - le dijo viendo que estaba distraido y tonteando con una piedra.
.
Él levantó la vista hacia el sol. El espectáculo era impresionante, magnífico, de una belleza inigualable. Su cuerpo se erizó enteramente. La emoción, al ver sumergirse al sol en el mar por primera vez, le hacia respirar con dificultad. Apretó los puños con fuerza como si le doliese, y de pronto...
.
- ¡¿Me has tocado el culo?! - gritó ella.
.
- Es que quería recordar que la tierra es redonda.
.
Ella no supo si reír, enfadarse, enrojecer por el piropo o directamente tirarlo por el acantilado.
.
- ¡Qué extraños son los tíos! - pensó mientras cogía su mano y lo besaba en la mejilla
.
STEVE

viernes, 11 de abril de 2008

CARTA DE AMOR

No hace falta, amor, que te quedes a presenciar mi ocaso, mi exterminio, mi fin. La vida genera vida por si sola sin el consentimiento de nada ni de nadie, salvo de si misma. Pero la felicidad necesita enraizarse, apoyarse en otras virtudes para ser duradera y a ser posible infinita, ya que la eternidad le fue vedada por los dioses.

Tú necesitas de esa felicidad para renacer, para enfrentarte a ti misma y a la vida. Llegó tu hora, no lo dudes; la hora de pedir, de dejarse llevar mecida en los brazos de un amor tan apasionado como atento. Llegó la hora de la utopía tantas veces esperada. No puedes confundir, no debes, compañía con perfección. Has luchado mucho tantos años para conformarte sólo conmigo.

No necesitas cuidar a nadie más. Ahora es el momento de sentirte cuidada, sentir la caricia en tu corazón a cada momento, en cada instante. Rebela tu alma al mundo y el mundo te reconocerá la deuda que ha contraído contigo.

Yo, por mi parte, seguiré tomando vitaminas, centrifugando sentimientos, subiendo la tensión. Pero sólo debo ser para ti unos ojos dónde reír y un hombro para llorar. Es lo máximo que puedo dar. Mi cuerpo llegó a la extenuación, se muere, y mi corazón no resistiría verte envejecida a mi lado. Sigue con tu juventud de espíritu, jugueteando, reptando por cuerpos que te puedan gozar, que puedas gozar.

Tan solo espero que, cualquier día, a cualquier hora, al cerrar los ojos, recuerdes que te amé… tanto.


STEVE

jueves, 10 de abril de 2008

TE PERDI

Brilla

una luna gris

sobre nuestros

recuerdos

ya vividos.

Un algo que

no deja en paz

nuestro presente,

que nos acecha

que nos destruye,

que se empeña

en separarnos mas.

Un paso atrás,

y luego otro,

y otro más.

STEVE


lunes, 7 de abril de 2008

ESTÁ LA NOCHE CENANDO AUSENCIAS

Está la noche llena y tu
no has venido a mi piel ni por un instante.
No es tiempo ya de ternuras
que se me desparraman inútilmente.
Vas y vienes y yo no me cruzo
por miedo a la sangre encendida de tu voz.

Está la noche llena y yo
no te pido nada para que no me hieras,
no me digo nada para no pensarme.
He perdido mis sueños y sé
que no puedo recuperarlos contigo.
Tu me has sido enviada
para enfrentarme a la vida que me aprieta,
liberándome de los cuerpos y las almas
que me atormentaron durante siglos.

Está la noche llena y yo
tan sólo se que escribo y, a mi pesar,
evoco revoloteos de mariposas que fueron bellas,
músicas lejanas que fueron lentas,
vaivenes dulces de un mar que fue mio,
aromas de jazmines que fueron nuestros.
Pero no tuve nunca mío nada de ti;
puede que alguna sonrisa,
alguna mirada o quizá un estremecimiento.

Pero está la noche llena de ti y yo
no he querido evitarlo
para tenerte un rato mas aquí dentro,
antes de que te me caigas
de entre los dedos y recomiences
tu futuro lejos, muy lejos.

Entonces la noche seguirá llena de ti
y la lluvia mojará mi pelo. Entonces
llévame siempre, aunque sea en esa vieja rosa
que con sus espinas pinchó una noche tu corazón
y, tal vez, te la llenó enteramente de mi.

STEVE

miércoles, 2 de abril de 2008

EL SALTO

Salgo a fumar un cigarro a la puerta del trabajo. La tarde como es normal ya, cálida, de manga corta. Y la ciudad huele a azahar, a primavera, a perfume de mujer caro.

Al dar una calada lo vi y el corazón se me encogió. Quise dar un grito pero nació ahogado. En el quinto piso, subido a la repisa de la ventana. Sin camiseta se le veía joven y fuerte. Tomó impulso y como "a la de tres", saltó. Su cuerpo quedó un momento suspendido en el aire, como danzando, y cayó a plomo, estrellándose en el suelo con un ruido seco, pesado, lleno de muerte.

Reaccioné llamando a emergencias. La gente se arremolinaba en torno a su cuerpo como un biombo tapizado en miradas, en curiosidad, en humana morbosidad. Los aparté, no respiraba pero su cuerpo aún se movía, se convulsionaba, se resistía a morir. Intenté serenarme pero no lo conseguí, mis manos temblaban. Pero sabía lo que tenía que hacer... un, dos, tres cuatro, cinco, soplar... un, dos, tres, cuatro, cinco, soplar... al menos no había sangre... un, dos, tres, cuatro, cinco, soplar... ¡vamos, respira, respira!... un, dos, tres, cuatro, cinco, soplar... Se oía el ruido de la ambulancia aproximándose rápidamente, volando... un, dos, tres cuatro, cinco, soplar... llegaron los sanitarios; me aparto; llega otra ambulancia; mas sanitarios. Pero yo llevaba en mis labios el beso terco de la muerte. No sobrevivirá.

Salgo a fumar un cigarro a la puerta del trabajo. La tarde cálida. La ciudad huele a azahar. Su cuerpo tapado con una de esas mantas térmicas, de esas doradas, como si envolvieran un huevo de Pascua... El Juez levanta el cadáver y la tétrica furgoneta del Anatómico Forense hace su recorrido de muerte. Han pasado dos horas y media y la calle recobra su normalidad. Pronto nos será ajeno el ritual de suicidio que este joven nos ha ofrecido.

Yo jamas podré olvidar que el frió de sus labios venció al calor de los mios, helando para siempre parte de mi corazón.

STEVE