Loading...

Se sientan en el Sofá

miércoles, 30 de septiembre de 2009

RICHY


Soy un gato afortunado. Perezoso, vago, comilón y cariñoso. Mi vida va de las piernas de mi ama a los muñecos de peluche. A ambos los adoro. Me gusta abrazarme a sus pies y morderle los dedos... y dormir entre sus piernas por la noche. Lo de los peluches es puro vicio, lo reconozco... no lo puedo evitar. Pero tengo un grave, enorme problema. La vecinita del 5º me maulla todos los días, me provoca, me excita. Yo le contesto cariñoso, pero quiere que nos escapemos juntos, que vayamos a vivir la vida.... Pero, ¿que voy a hacer yo sin los pies de mi ama? ¿Y como voy a dormir sin sus piernas? ¿Que pasará sin sus caricias? Tendré que dejar de contestar a sus maullidos. Si, que se escape otro. De aquí no me muevo. No.
.
STEVE

FIN DE MES

Se acaba Septiembre... Me siento al ordenador y repaso todo lo conseguido el mes que acaba: respiro. Lo cual en mi caso no es algo que se deba decir con la boca pequeña. El coche, la luz, el ADSL... todo, a pesar de la crisis, le voy borrando los ceros. Trabajo tengo que me estrese, lo cual es una bendición a pesar de algún compañero que se dedica a joderme, pero lo perdono. Es como la mujer que saca de quicio al marido con sus frustraciones... o viceversa, y ya le he cogido cariño. La vida, en fin, va, funciona, fluye.
.
Y como diría el "bronco" Sabina", me estoy convirtiendo en un Chulo de Musas. Aunque como siempre la enorme mayoría pasan de paso, leen y no dejan huella en este humilde blog. Aún así, gracias. Y más gracias a los que se toman el tiempo y la molestia en comentar.
.
Y bien. Ahora Octubre. Para unos frío otoño; para otros cálida primavera. El devenir del tiempo, en fin, que nos toma de la mano y nos hace caminar. Yo me he marcado una meta para este mes: Ser feliz en Octubre.
.
Y se como hacerlo. Me sentaré sin que me sientas a los pies de tu cama, y te veré dormir.
.
Steve

MIEDO

En el aire, esta noche,
hay un olor a lluvia
y a olvido.






Buscó la llave en su bolsillo. Se hizo tarde para llegar a casa. Tenía ganas de hablar y lo hizo casi con vehemencia. Metió la llave en la cerradura y comenzó a hacer ruido con el llavero.

- No hagas tanto ruido - susurró ella . Es muy tarde. Despertaras a los vecinos.

- No sabes la leyenda - afirmó él mientras abría la puerta de la casona para que pasaran dentro y se protegieran de la creciente lluvia. Una luz tenue destelló encojida desde la sala de estar.

-¿Leyenda?¿Que estás hablando? Me parece que bebiste demasiado.

- Dicen que en las casas viejas, las almas de las personas muertas en la casa se reunen cuando no hay nadie al calor de alguna luz encendida o de los restos del hogar para apaciguar el frío que sienten por estar muertos. Por eso hay que dejar siempre aunque sea una pequeña luz encendida, para que se calienten, y hacer mucho ruido al entrar, para que se den cuenta que llegas y no te los encuentres reunidos.

- ¡Anda ya! ¡Bocazas! Tu si que eres un fantasma, chaval...

- Bueno... Yo por si acaso...


Ella tembló de pronto con un escalofrio. Notó como si "algo" pasara através de ella. Empezaba a sentir miedo.


STEVE






martes, 29 de septiembre de 2009

CASO CERRADO


¿Qué más queréis de mi? ¿Qué sangre, que savia podéis extraer de mi mente extenuada? ¿Qué agradecimiento, qué consuelo, que palabras encontraré yo al volver a casa? Mis dedos reman, reman sin medida, agotados, ensangrentados. Llevo el timón con lúcida mente, con actitud reverente, como si hubierais muerto y este fuera mi homenaje. ¿Pero qué más queréis de mí, que buscáis día tras día en las páginas azules de una vida en el olvido? Me habéis tenido entre vosotros y ni una sola caricia salió de vuestras manos, sentimientos ocultos al caer la tarde. Como vampiros voláis bajo entre mis letras, extrayendo de mi corazón en palabras todo lo que atesoré tras años de melancólica vida. Mi ego está dolido, lo reconozco. Ya podéis burlaros del bufón.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -


"Asesinato. Ha sido asesinato – afirmó categóricamente el inspector mientras mostraba un papel a dos policías - ¿Acaso no habéis leído la nota? Caso Cerrado".


STEVE
Foto: Galería eFe Serrano. Exposición Dalí

¡QUE VIVAN LAS MUJERES!





Me lo mandó Magally por correo... Y no puedo estar mas de acuerdo.


Steve.


lunes, 28 de septiembre de 2009

LA CIUDAD

Se asomó a la ventana y vio la fina lluvia que caía durante todo el día. Seguro que mañana su abuela, lo llevaba a Santa Isabel para que buscara serranas entre las flores. Cada una sería un trofeo que llevarían a casa para que su madre se hiciera la sorprendida y "se las echara al arroz" en la comida. La ciudad crecía a pasos agigantados. Ahora en su calle les costaba jugar al fútbol por que un coche de línea pasaba todos los días al menos tres veces, haciendo que todas las madres salieran a la puerta de casa a advertir a sus hijos que llevaran cuidado. Y más desde que a Pepito, el de Minas, le había pillado un carro cargado de piedra. Pepito enseñaba la señal de la rueda del carro como un trofeo que todos envidiaban. Le entró por la clavícula derecha y le salió por el costado izquierdo. Un chaval le advirtió que parecía del Rayo Vallecano y se había quedado con el mote: Pepito el rayo.

La vida se desarrollaba lenta, como el río que partía en dos la ciudad. Su infancia lenta y feliz.

STEVE

domingo, 27 de septiembre de 2009

NOCHE


Noche cerrada
y una suave música
me sobrecoge.
¿Para qué pensar?¿Para que sufrir?
Parece que otra vez
nada significa ya nada.
Parece que de nuevo
el pedestal se resquebraja.
Bajo mis pies oigo rugir
las bestias que piden mi muerte,
mi sacrificio: Quieren subir
dónde estoy yo,
convertirme a su fe maloliente.
.
Y qué mas da. Creo que estoy
harto de verlo todo desde aquí
arriba, dónde ya no brilla el sol.
¡Vamos amigas bestias! ¡Atreveros!
Estoy deseando volver al suelo,
a la fría acera, con las máquinas
que rigen los destinos
del hombre cansado; dónde
las bocinas infernales sustituyen
a esta suave música
que ahora (¡pobre de mi!)
me sobrecoge.
.
¡Ah, mis queridas bestias!
próximo está ya el día
que me devorareis.
¡Seguid rugiendo!
Vuestra ensordecedora voz
me anima.

STEVE


Hace dos años casi publiqué aquí este poema.
A veces parece que ni el tiempo pasa.

sábado, 26 de septiembre de 2009

BUSCANDO

Aunque estes lejos. aunque siempre tengas que irte o tenga que irme, yo escribo para ti, sólo para ti.
Y busco para nosotros el paraiso que nos merecemos, por nuestro pasado, por nuestro presente.
Viviremos,ardiendo, lo bastante para unir nuestro amor a pesar de nosotros mismos.

Steve

Ya vereis como el vídeo lo quitan en seguida, así que sin prisa pero sin pausa

jueves, 24 de septiembre de 2009

DECISIÓN




No quiero vivir como si jamás fuera a morir;

y no quiero morir como si jamás hubiera vivido.



Apaciguo para vosotros
huracanes de desazón.
Siluteas recortadas
en la oscuridad de mis días.
Fantasmas oscuros
de una vida sin mi.

Necesito el corazón
no puedo ofrecéroslo.
He de soñar con él,
transplantarme al lugar
en dónde nacen los sentidos
y vivir
por vosotros, honrando
el recuerdo, la honestidad,
el amor, el fuego
que os estalló en las manos,
consumiendo, devorando,
el mar de almas
que hemos sido.

No presumáis de mi.
Lo he decidido.

Steve

miércoles, 23 de septiembre de 2009

UN CAFÉ


Entró al centro comercial dónde había quedado con ella. Una cita a ciegas de Internet. Sólo tomar un café, conocerla y largarse a casa. Un momento cálido, conocer a una persona con la que casi a diario hablaba y a casa, al refugio, a la rutina de su vida planeada, monótona, segura. Un corazón para otro corazón.


¿Cómo la conocería? Bueno, llevaba el móvil. La llamaría y se encontraría en algún café del centro comercial. De Pronto miró a la mujer que se acercaba en dirección opuesta. Le recorrió el cuerpo un escalofrío, como un reguero de pólvora que se inflama y recorre su camino hasta extinguirse. La miró fijamente mientras pasaba a su lado y lo miraba de soslayo, disimuladamente. Sintió el calor del reguero de pólvora y siguió su camino, buscando el teléfono de su cita mientras observaba que sus manos temblaban por efecto de aquel fortuito encuentro.


- Si, estoy aquí. Te espero en el Hollywood - Se oyó por el auricular

Llegó al lugar indicado y la vio. Era ella. La misma. La del reguero de pólvora. Era su cita a ciegas. Miró dentro de si y reconoció que estaba perdido. Se había enamorado.

Ahora su mundo se derrumbaba lentamente, como un castillo de naipes.


STEVE



lunes, 21 de septiembre de 2009

LA FUGA




La tormenta caía sobre la ciudad insistente y fría. Sus ojos llenos de lágrimas acompañaban la lluvia que por momentos amenazaba con anegar las calles. Le costó cerrar la maleta, dónde además de ropa metió lo que aún quedaba de sus sueños. Terminó el té caliente, asió la maleta y cerró tras si la puerta de una casa en la que no había nadie para despedirle. La calle se abrió tras el portal para acogerle, como un mar de asfalto al que debía saltar, navegar sin rumbo hasta perderse para poder salir de alli, alejarse, diluirse, como un fantasma...




STEVE

viernes, 18 de septiembre de 2009

LA BOTELLITA


Lo vio venir andando por la playa, bordeando la arena que la marea acumulaba en la orilla al retirarse. . Sacó de su mochila una botella, colocó cuidadosamente unos folios dentro y, cerrándola fuertemente con un corcho, la lanzó a las olas. Lo vio sentarse y esperar pacientemente a que la resaca hiciera desaparecer la botella hacia el horizonte.

"Otro día más el loco con sus botellitas - pensó enfadado y encendiendo un cigarrillo- Sigue creyendo que sus relatos, sus poemas, sus pensamientos, interesan a alguien. Quién va a leer lo que escribe si seguro terminan en el fondo del mar. Viene todos los días a lanzar su botella y se queda un buen rato contemplando como se aleja, sonriendo... ¡Qué perdida de tiempo y de ideas!"

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Como cada mañana la niña corría impaciente hasta la playa a esperar su botella. Desde hacía dos años llegaban a la orilla con regularidad, una al día. Posiblemente las corrientes, posiblemente el destino, posiblemente el Hada de los Sueños... Cada día algo distinto: un cuento, un poema, un pensamiento. Y le gustaba tanto. Le hacía sentirse importante, especial... Alguien, desde el otro lado del mundo, escribía sólo para sus ojos. Algún día se encontrarían y ella pagaría sus escritos con una sonrisa y un beso.

STEVE



.
El mundo y los sueños son de los locos.

jueves, 17 de septiembre de 2009

CUARENTENA

Me esfuerzo con palabras
en desbordar tu corazón
y tus sentidos,
aplacando caricias
imposibles por lejanas,
besos líquidos de vino,
de agua de mar y viento.

Cuestionas, esquivas
y razonas la mirada
de deseo que se escapa
por mis ojos, transparente,
abandonada.

Mi deseo inevitable,
en cuarentena
mis "te quiero",

STEVE

martes, 15 de septiembre de 2009

HONESTIDAD

Es todo lo que necesitas.

Con Honestidad tu vida será fructífera

P.D. Dedicado a mi mismo con toda intención



lunes, 14 de septiembre de 2009

LLUVIA

Cierra tus ojos
y me oirás llover
sobre ti, sobre tu mundo.
Tronaré
hasta que me escuches,
y me diluiré lloviendo,
llorando por el suelo,
que siempre está
en el mismo sitio.
STEVE




P.D.Gracias a Lola por el vídeo... increíble

viernes, 11 de septiembre de 2009

GRIPE A

martes, 8 de septiembre de 2009

SUAVECITO (300)

Eterna
hasta en los silencios.
Imposible
como abrazar una ola.
Tus ojos
renovaron la fe
en mis caricias
Tu cuerpo
despertó besos,
y amasó olvidos.
Suavecito, amor,
como la espuma.
.
STEVE

lunes, 7 de septiembre de 2009

EL CABALLITO DE MAR


La niña se descalzó atraída por el vaivén de las olas, y metió sus piececitos en el mar. El hacerlo suponía una aventura más. Desobedecía a Mamá, que no le dejaba mojarse antes de hacer la digestión. El verano agonizaba en Septiembre y la playa se encontraba ya casi vacía de los veraneantes que en Agosto la abarrotaban. El agua, más clara y transparente, le permitía ver sus pequeños y chapoteantes pies. También pudo ver, cerca de la arena del cercano fondo, a un grupito de pequeños caballitos de mar que nadaban juntos, como bailando, hacia aguas más profundas. Agarró con dos dedos al más cercano y lo encaró, curiosa, hacia su cara, demasiado cerca de su nariz. Sus ojos se cruzaron y, el caballito enroscó su cola; la niña entornó los ojos:

- "No tiene brazos - pensó - Pobrecito. No puede dar abrazos a nadie. No puede tocar nada"

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Se desperezó en la cama estirando todos los músculos de su cuerpo desnudo. Había sido una buena tarde de amor. Pese a los dieciséis años de diferencia de edad él se había comportado con la maestría que ella esperaba y el vigor que no esperaba. Se conocían no hace mucho y le había enamorado el aplomo y la seguridad que él demostraba.

- Esto es una locura - dijo él saliendo del baño - Una auténtica locura.

-¿Porqué?. ¿Tan mal estas conmigo?

- No es eso y lo sabes. Tengo treinta y ocho años... Tu veintidós...

- Vamos, que lo has pasado mal - dijo coqueta -

- Fatal... fatal - ronroneó mientras acariciaba su vientre -

Miró detenidamente su hermoso cuerpo echado sobre la cama, desnudo, estirado. Y pensó en la suerte que había tenido al conocerla, al sentirla, al disfrutarla...

- ¿Y ese tatuaje? - dijo mientras alargaba dos dedos para tocar el tatuaje negro de un caballito de mar en el tobillo de ella - ¡Aaaagggg! ¡Tiene relieve!

- Porque es un caballito de mar de verdad. Se enamoró de mi siendo niña y se me incrustó en la piel. Para siempre... Otra historia de amor imposible.

-Ya. Tu especialidad.

Y sonriendo burlonamente la abrazó con fuerza, como para tatuársela en su propio cuerpo... Y la volvió a amar.

STEVE

jueves, 3 de septiembre de 2009

ANGELES CAIDOS


A veces la vida nos conduce por un camino embarrado dónde la razón no puede caminar. A veces no somos capaces de ver más allá de nuestro propio ombligo y limitamos nuestra existencia a una sola habitación, cerramos la puerta con llave y no dejamos que entre el aire. A veces, como dice la canción, somos rosas que clavamos espinas en nuestra propia piel, sin saber que seremos libres sólo cuando queramos nosotros, que la llave de esa puerta sólo la tenemos nosotros. A veces la pena es tan grande que nos sobrepasa a nosotros mismos, a nuestra propia razón de ser.

No hay justificación. Sólo hay lágrimas por vernos convertidos en Ángeles caídos, negros, muertos, sin esperanza de redención ni como humanos, ni como divinos. La comedia continua. Tan sólo eres un personaje que abandonó la obra. A lo mejor te embargó la angustia de no ser el protagonista en tu propia vida. Ahora me miras a los ojos intentando excusar tu olvido. Tu que cuando los años eran largos y la edad corta escribiste:

Acuérdate de la gente que amas,
de los que un día se apenaron
al verte llorar,
de los que hicieron algo por ti, acuérdate.

Acuérdate, al menos, cuando vayas
a cruzar los brazos y dejar
que el aire te asfixie.
Por que ellos son parte de ti
y no puedes morir
sin robarles algo
de lo que fuiste.

Debo aprender a perdonarte. Al fin y al cabo yo mismo he sido un Ángel Caído sumido en la desgana, en el hastío, en el olvido... Tu recuerdo lo tengo, lo tendré, siempre. ¿Me liberarás ahora de tu presencia?

STEVE
P.D. He estado releyendo el post. Creo que me ha quedado duro de verdad, muy duro. Pido perdón, pero es que la realidad es así. Steve.

martes, 1 de septiembre de 2009

¿ESPERARAS?

Creer que te vas a desatar
incandescente por entre mis días.
Pensar que eres capaz de soportar
tristes preludios desafinados y sin color.
Imaginar estremecimientos llorosos
en días de ausencia, de lluvia, largos.
Es desconocer la realidad de tu fuerza.
Ignorar la sencillez de tu soledad.
Perderse en desencantos propios.
Es como no amarte.

STEVE