Loading...

Se sientan en el Sofá

viernes, 18 de septiembre de 2009

LA BOTELLITA


Lo vio venir andando por la playa, bordeando la arena que la marea acumulaba en la orilla al retirarse. . Sacó de su mochila una botella, colocó cuidadosamente unos folios dentro y, cerrándola fuertemente con un corcho, la lanzó a las olas. Lo vio sentarse y esperar pacientemente a que la resaca hiciera desaparecer la botella hacia el horizonte.

"Otro día más el loco con sus botellitas - pensó enfadado y encendiendo un cigarrillo- Sigue creyendo que sus relatos, sus poemas, sus pensamientos, interesan a alguien. Quién va a leer lo que escribe si seguro terminan en el fondo del mar. Viene todos los días a lanzar su botella y se queda un buen rato contemplando como se aleja, sonriendo... ¡Qué perdida de tiempo y de ideas!"

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Como cada mañana la niña corría impaciente hasta la playa a esperar su botella. Desde hacía dos años llegaban a la orilla con regularidad, una al día. Posiblemente las corrientes, posiblemente el destino, posiblemente el Hada de los Sueños... Cada día algo distinto: un cuento, un poema, un pensamiento. Y le gustaba tanto. Le hacía sentirse importante, especial... Alguien, desde el otro lado del mundo, escribía sólo para sus ojos. Algún día se encontrarían y ella pagaría sus escritos con una sonrisa y un beso.

STEVE



.
El mundo y los sueños son de los locos.

10 comentarios:

Maria Varu dijo...

Buenos días Steve... a eso se le llama tener un buen despertar.

Ese pensar creo que lo tenemos muchos, aunque hayan comentarios, aunque sepas que alguien lo mira o lo lee siempre queda la sensación de que fue alguien que aterrizó por tu página por casualidad.

besos Steve, eres como esa lucecita que siempre alumbra

INFILTRADO dijo...

"Eres como esa lucecita que siempre alumbra"

A mi me dicen eso y me vuelvo loco...

Saludos, "Lucecita"

Gala dijo...

Somos muchos locos los que tiramos botellas
al mar con la ilusión puesta en que llegue a su destino
y al mismo tiempo miramos a ese mar esperando recoger
los mensajes de otros locos.
Ninguna botella cae al fondo.

Besitos desde mi guarida.

Mar y ella dijo...

Me hace feliz que tu me leas.....

Nanny Ogg dijo...

Vale y que te quede claro a ti también que tus mensajes en una botella también tienen receptores :)

Besos

Anónimo dijo...

Yo leo los folios de las botellas que tiras al mar del universo y llevan luz de estrellas....P

Agua dijo...

Mi botella, llena de historias y sueños, yace en una playa perdida del universo........ me gustan tus sueños. Gracias por tu visita....

Mercedes dijo...

Pedofilia masiva en Palestina. ¿Por qué los medios de comunicación y los encargados de proteger la infancia miran hacia otro lado? Si tienes un blog, denúncialo.

Mercedes dijo...

Gracias por aportar tu granito de arena en esta aberración de la que no podemos quedarnos con los brazos cruzados.

auroraines dijo...

Hola Steve, llegué! Es el mismo mensaje, en este caso tu botella al mar y que sí llega a la playa de muchas almas.
Me gustó el relato. Gracias por mostrarmelo.
Un beso