Loading...

Se sientan en el Sofá

miércoles, 30 de septiembre de 2009

RICHY


Soy un gato afortunado. Perezoso, vago, comilón y cariñoso. Mi vida va de las piernas de mi ama a los muñecos de peluche. A ambos los adoro. Me gusta abrazarme a sus pies y morderle los dedos... y dormir entre sus piernas por la noche. Lo de los peluches es puro vicio, lo reconozco... no lo puedo evitar. Pero tengo un grave, enorme problema. La vecinita del 5º me maulla todos los días, me provoca, me excita. Yo le contesto cariñoso, pero quiere que nos escapemos juntos, que vayamos a vivir la vida.... Pero, ¿que voy a hacer yo sin los pies de mi ama? ¿Y como voy a dormir sin sus piernas? ¿Que pasará sin sus caricias? Tendré que dejar de contestar a sus maullidos. Si, que se escape otro. De aquí no me muevo. No.
.
STEVE

4 comentarios:

carla dijo...

Es la mejor decisión que has tomado, no te arrepentirás.

Mar y ella dijo...

mmmmm tu gato es bién decidido ehhh....tiene clarito que es lo meor para el.me cae bién tu gato,fiel.fiel y siempre fiel...jiji...
Disfruto de tus relatos...alguna coicidencia con la vida real???? jejej...


Mariella

Elisabeth dijo...

Hummmm el gato de la foto un primor, yo lo quieeero. Me tocaste el punto débil, con el relato del gato. Eras tu en otra vida, seguro. A mi gato también le da por morderme los pies y por dormir entre mis piernas... Creo que a partir de ahora lo miraré de forma diferente...

Lo dicho, me parece que lo de Richy es una metáfora de ti mismo, ¿verdad?

Nanny Ogg dijo...

Anda, yo he conocido a más de uno y de una igualitos, igualitos que ese gato... lástima :)

Besos