Loading...

Se sientan en el Sofá

lunes, 19 de octubre de 2009

URGENCIAS


La ambulancia abrió de par en par las puertas traseras y una camilla salió a toda velocidad empujada por un enfermero con el rostro desencajado que, al llegar a la zona de urgencias, cantó mecánicamente mirando al doctor:

- Varón, unos 45 años, consciente, dos unidades de morfina...

El doctor se acercó a la camilla para comprobar, sin detenerla, el estado del paciente.

- ¡Al quirófano, rápido! - y empujaron la camilla pasillo arriba tras las puertas batientes, que cerraban el paso a una desconsolada y llorosa mujer.

Un celador movía la cabeza negativamente tras un mostrador en el que rellenaba impresos de forma así mismo mecánica:

- Otro que perderá la sensibilidad en las manos - pensó - Demasiadas caricias...

Steve

7 comentarios:

hanyi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
SAUVIGNONA dijo...

wow!!!!

DEMASIADADAS CARICIAS????????
ASI SE PIERDE LA SENSIBILIDADA EN LAS MANOS??


MARACACASOS TE VOY A DAR ...NADA DE PERDERLA SENSIBILIDAD.....NI DE ANDARA ALAS TRISTOCERAS.....

SI TE LEVANTAS DE LA SIENSTA CON LA CABEZA TODA CHICHONEADA ES PORQUE ME TUVE QUE IR HASTA ALLI PARA MARAAQUEARTE LA CABEZA JAJAJAJJA

BESINES!BELLEZON!

SAU :)

La Chica Que Suspiraba Estrellas dijo...

Nunca son demasiadas caricias cielo ni cuando tenemos el corazón encogido y tememos que nos dañan ( te digo un secreto? pero shhhhhhh.. para mi siempre son pocas ;))

Me encanta que te pasees por mis suspiros.

Besos con caricias

Gala dijo...

Las caricias reavivan cuerpo y alma.
Cuando no se acaricia es cuando las manos se atrofian.
Mantengamos las manos vivas.

Besitos

Mar y ella dijo...

las caricias nunca son demasiadas.Nunca nunca....jejej.
Como van las vacaciones?? aproveche de avivar sus manos caballero..jejeje...



Mariella

MAG dijo...

La sensibilidad se pierde cuando no se ama, ¿demasiadas caricias?
Ese celador no sabe nada del amor, porque cuando se ama (Tú lo sabes)no hay caricias ni besos suficientes

Besos

Un Colibrí Viajero dijo...

Mejor mas que menos no?
y si de caricias se trata prefiero la abundancia jaja, uy buena la narración , un cálido saludo.