Loading...

Se sientan en el Sofá

viernes, 24 de julio de 2009

A VECES

Al fin he logrado convencerme: mi verborrea es una enfermedad. A veces, en mi locura, se avienen a mi mente palabras sin sentido, cínicas incluso, distantes a veces, locas siempre... Si, es cierto. Debo a prender a callarme cuando no tenga nada que decir, aunque eso signifique permanecer siempre callado. Reconozco mi necedad en compartir siempre libertades y distancias, sentidos y visiones, algo al fin del todo ilógico, como la lógica que me asiste, que me interpreta y me reverbera, como en un río que serpentea por palabras y más palabras, distanciando voluntades, alejándolas...
.
Es mejor parar a hora que los trenes llegan sin hora y cargados de sueños. No debemos hablar más que lo que está escrito, lo que interesa a la despensa de tu alma para alimentarte en los fríos, oscuros, inviernos. Al fin y al cabo y para variar, simplemente no me necesitas.
.
Gracias por la lección. Un placer siempre aprender de ti.
.
Steve


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Normal... tanta "verborrea" para decir que estás mejor calladito... lo ves

Mar y ella dijo...

mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm..................Yo no sé si tu eres de aquellos que tienen incontinencia verbal que desparrama sin ton no son,muy por el contarrio desde que te leo siento distinto a lo que expresas.
Tus argumentos siempre tien asidero,reflexiones profundas que me dejan pensando.
Quizás el punto es quién escucha,no quiere escuchar lo que se esta diciéndo y ese no es tu problema sino del que te lee y escucha....
Muchas veces intentando expresar lo que sentimos divagamos más alla del mismisimo abecedario y para ello sin duda se necesita también haber aprendido más allá de las palabras...
No estoy hoy de acuerdo contigo....
creo que nada ni nadie debe apagar nuestra voz...a veces diremos cosas cuerdas en otras quizás desvarios de un corazón que grita......pero siempre debemos decir lo que pensamos y sobre todo hacer lo que sentimos......

Un abrazo....
Mariella

Anónimo dijo...

Muchas veces lo que más molesta es lo que no llegamos a escuchar.
No calles núnca, simplemente hay que saber elegir a quien quiera escuchar.

Mil besos....o más.

Lola

Nanny Ogg dijo...

No te conozco, así que no sé si será cierto. Pero, como han dicho más arriba, en tu blog, desde luego, no das esa impresión...

Besos

P.S.: Hey, veo que lees a Marian Keyes, a mí me encanta, y me he leído prácticamente todos sus libros. Espero que a ti te resulte tan divertida como a mí :)